El Comunismo Avanza en Latino America

0

El surgimiento del nuevo socialismo latinoamericano
Argentina podría considerarse uno de los países más socialistas de América Central o del Sur. Otros países, especialmente Ecuador, Cuba, Bolivia y Venezuela, tienen fuertes lazos con los movimientos socialistas. Algunos de los vecinos de Argentina son menos socialistas, y estos incluyen a Chile, Uruguay, Colombia y Santa Lucía.

La región de América Latina tiene una larga historia de movimientos populistas, socialistas y comunistas. Por ejemplo, las olas políticas lideradas por Salvador Allende, Che Guevara, el Frente de Liberación Nacional y Fidel Castro en Cuba. Sin embargo, para la caída de la Unión Soviética en 1991, la mayoría de estos movimientos se habían agotado.

Esta ola moderna de socialismo latinoamericano puede verse como una respuesta directa a los intentos fallidos en los esfuerzos de desarrollo internacional por parte de organizaciones supranacionales como el Fondo Monetario Internacional, o FMI, en los años ochenta y noventa. Durante este período, muchos países de la región se apoyaron en préstamos extranjeros, imprimieron grandes cantidades de dinero y se centraron en sus respectivas balanzas comerciales. Todos estos países han perdido comercio y sus economías herederas son peores hoy que hace unos años.

Ningún país disminuyó tan rápido o tan severamente como Argentina. Hubo algunos meses en 2000 y 2001 cuando la tasa de inflación promedio en Argentina se acercó al 5,000%. El país incumplió con sus obligaciones crediticias y las inversiones internacionales se agotaron.

Las tendencias socialistas de la Argentina
Muchas personas confunden el socialismo con una tensión de igualitarismo equitativo, que defiende la creencia de que todos deberían tener los mismos resultados. Muchos socialistas pueden estar de acuerdo con esto, pero el socialismo es una plataforma de política pública que defiende el control del gobierno sobre la producción y distribución de recursos; No es necesariamente igualitario.

Si considera que el socialismo es la ausencia de libertad económica privada y la subyugación de la propiedad privada al estado, entonces Argentina es la más restrictiva en lo que respecta a los derechos de propiedad y la menos restrictiva en lo que respecta a la libertad de comercio.

Algunas áreas de la vida argentina se están volviendo más socialistas. En respuesta a los nuevos problemas de inflación en 2014, la presidenta argentina, Cristina Fernández, aplicó más de 30 nuevas restricciones al capital y la libertad monetaria. Estos incluyeron límites a las compras de productos extranjeros, confiscación de planes privados de pensiones que se agregarán al fondo de Seguridad Social del país, límites a las compras de monedas extranjeras y restricciones en los boletos aéreos a destinos extranjeros.

Pero muchos problemas argentinos fundamentales, como la deuda masiva y la política monetaria irresponsable, no forman parte de una agenda socialista oficial. Algunos sostienen que las políticas socialistas conducen a déficits gubernamentales más grandes, pero hay muchos países endeudados en el mundo que no tienen movimientos socialistas fuertes.

Pocos países pueden considerarse explícitamente socialistas. Incluso países como China y Suecia permiten la propiedad privada, las empresas comerciales rentables y la libertad de movimiento laboral. Hay muchos en Argentina que desearían un país más socialista; Un hecho que resalta el concepto de que los socialistas declarados creen que aún queda trabajo por hacer.

Más de tres años después de que terminaron sus dos mandatos, Kirchner, que actualmente se desempeña como senadora, es la política más comentada en Argentina. El fin de semana, envió una sacudida a la clase política al anunciar una oferta vicepresidencial, no una oferta presidencial como la mayoría había estado especulando.

Kirchner de Argentina anuncia oferta vicepresidencial
Su compañero de fórmula será Alberto Fernández (sin relación), quien se desempeñó como jefe de gabinete en el gobierno de Néstor Kirchner, el predecesor y difunto esposo de Cristina Kirchner. Fernández se separó de Cristina Kirchner durante su primer mandato en medio de un conflicto político con el poderoso sector agrícola del país.

Se alega que los delitos comenzaron durante la presidencia de Néstor Kirchner, pero Cristina Kirchner está acusada de haber “dañado los intereses que le fueron confiados al violar su deber de administrar y cuidar fielmente los bienes del estado que estaban bajo su responsabilidad, como el jefe de gobierno y la persona política responsable de la administración general del país “entre el 10 de diciembre de 2007 y el 9 de diciembre de 2015. Ella negó haber tomado ninguna medida relacionada con los contratos, todos relacionados con la infraestructura vial.

Otras doce personas están acusadas en el caso, incluidos Báez, Julio De Vido, un ex ministro, y José López, un ex secretario de su gobierno.

“Es un juicio importante porque hay acusaciones de corrupción que podrían involucrarla, al menos como la persona política responsable, independientemente de si ella es la autora intelectual de los hechos”, dijo Carlos Fara, un estratega político con sede en Buenos Aires.

‘Roban, pero lo hacen’
Fara predijo, sin embargo, que el juicio hará poco para cambiar lo que el electorado piensa de Kirchner.

Miles de personas hacen huelga en Argentina por el programa de austeridad de Macri
“Cristina no va a perder votos debido a los juicios. Lo que es cierto es que los casos pusieron un límite a su popularidad, eso es sin lugar a dudas”, dijo. En términos de una pregunta electoral, Fara dice que la economía paralizada de Argentina, que vio un aumento de la inflación en casi un 50 por ciento el año pasado, ha usurpado cualquier acusación de corrupción impuesta contra Kirchner.

“Es por eso que Macri está peor de lo que está en la opinión pública, y Cristina, tanto en términos de su imagen pública como de sus posibilidades electorales, está en la posición más sólida en la que ha estado desde que dejó el gobierno en diciembre de 2015”.

Ana Paola Zuban, analista política de la empresa encuestadora argentina Gustavo Cordoba & Asociados, dijo que si bien las denuncias de corrupción importaron al final del mandato de Kirchner, “ahora no tienen ningún tipo de impacto” en la opinión pública.

“No es que no importe. Es solo que los argentinos tienen otras prioridades”, dijo Zuban. “Hay una vieja frase, que se usa en exceso, en la política argentina que dice algo así como ‘roban, pero lo hacen'”.

Los argentinos no solo están más preocupados por resolver sus necesidades económicas inmediatas, sino que la credibilidad de instituciones clave como el poder judicial se ha deteriorado hasta el punto de que las personas no saben qué creer o no creen que el sistema sea capaz de hacer justicia, ella dijo.

“Realmente no creo que [Kirchner esté] preocupado por el juicio”, agregó Zuban. “Por supuesto, no es la foto que quiere tener, pero creo que su principal preocupación era tomar la ofensiva y dictar el contexto político desde aquí [en la campaña] … Ella está tomando la iniciativa y obligando a otros actores a tomar decisiones”. “.

La ex presidenta y candidata del Frente de Todos Cristina Kirchner pidió autorización para viajar a Cuba el 22 de agosto, luego de las PASO del próximo domingo, para visitar a su hija Florencia, que está en la isla llevando a cabo un tratamiento médico. En el escrito que presentó su abogado ante el Tribunal Oral Federal 2, que la juzga en la causa por presuntas irregularidades en la obra pública, la ex mandataria señaló su intención de estar nueve día fuera del país, al 30 de agosto.

Florencia se encuentra viviendo en Cuba desde principio de año, también con autorización judicial pues está pendiente de ser juzgada en los casos Hotesur y Los Sauces por lavado de dinero.

En el pedido de autorización fue hecho por su abogado Carlos Beraldi antes de la feria judicial, aunque trascendió recién hoy, luego de que este lunes se reanudaran las audiencias. La ex presidenta presentó la reserva de los vuelos en avión y del hospedaje durante esos nueve días en Cuba. El pedido deberá ser ahora resuelto por los jueces previa opinión del fiscal Diego Luciani -que se viene oponiendo a los viajes que realizó Cristina, aunque sus definiciones no son vinculantes-.

Florencia ha pedido a la Justicia permanecer en Cuba hasta terminar su tratamiento y recibir el alta. Tiene un diagnóstico de estrés postraumático, asociado con cinco afecciones: “síndrome purpúrico”, “polineuropatía sensitiva desmielinizante de etiología desconocida”, “amenorrea”, “bajo peso corporal” y “linfederma ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”. Recibe tratamiento fisioterapéutico diario. Por todo lo anterior los médicos indicaron que “no se le recomienda viajar”.

El viaje a La Habana

Cristina Kirchner ya está en Cuba bajo la protección de un estricto protocolo de seguridad
Lo dispuso el gobierno comunista para evitar filtraciones sobre las actividades de la ex presidenta y su hija. Florencia se encuentra internada por una enfermedad que le provoca hinchazón en las extremidades.

Cristina dijo en un video posteado en Twitter que viajaba para acompañar a Florencia, que está en tratamiento médico por “severos problemas de salud”. Luego Clarín reveló que la joven padece de linfedemia.

Además, según supo este diario, la ex mandataria salió del país con custodia compuesta por un sólo agente policial, que le provee el Estado argentino. Según informó a los tribunales que la investigan por corrupción, Cristina tiene pensado permanecer en la isla caribeña hasta el 22 de marzo.

Los medios oficiales cubanos reflejaban en las últimas horas que si bien la de Cristina es una “visita privada”, se manejará con protocolos de seguridad y confidencialidad como los que tuvieron en su momento el fallecido ex presidente, Hugo Chávez, y el boliviano Evo Morales.

El venezolano tuvo varias internaciones en Cuba adonde trató el cáncer que lo llevó a la muerte en 2013. Y el presidente de Bolivia viajó en 2017 de urgencia a La Habana para operarse exitosamente de la garganta.

En ninguno de los casos se filtró información alguna. Tras el anticipo del viaje de Cristina que dio Clarín el miércoles a la noche, la única información oficial que dejó saber el gobierno de Miguel Díaz Canel fue el tuit de su canciller, Bruno Rodríguez Padilla.

“Recibí esta tarde en el aeropuerto internacional José Martí a la senadora y ex presidente de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien viaja a Cuba en visita privada”, escribió el jueves.

Después no hubo más información sobre su paradero, salvo algún elogio como el de pintoresco tuit del embajador cubano en Gambia, Rubén García Abelenda, que marca el pulso de cómo la ven en la isla. “La bella @CFKArgentina en #Cuba. Bienvenida otra vez a la Patria de #FidelPorSiempre quien nos dijo que te cuidáramos. #Cuba #Argentina #NuestraAmerica”, señaló.

El diplomático posteó también una foto de Cristina con el fallecido Fidel Castro. Cristina fue por cierto quien arregló con el ex presidente Raúl Castro las tensiones bilaterales que hubo entre su fallecido esposo y Fidel Castro a raíz del caso de la neurocirujana Hilda Molina quien finalmente logró venir al país.

Cristina y Florencia, que enfrentan un complicado panorama judicial por causas de corrupción al igual que el diputado Máximo Kirchner -Florencia es la única del círculo familiar que no tiene fueros- se encuentran alojadas en la isla en un lugar desconocido hasta este viernes.

Precisamente por ello, la prensa acreditada en La Habana cree que una de las posibilidades es que Cristina esté ahora alojada en una de las casas para huéspedes que tiene el Gobierno cubano.

Son residencias muy bien atendidas, alejadas, en barrios reservados, para los dirigentes más altos del Partido Comunista y que tienen guardia militar. Hay una serie de clínicas de máxima atención en la que podría estar Florencia, y Cristina alojada en otro lugar.

Allegados políticos a Cristina dijeron a este diario que Florencia había viajado a La Habana para recibir un premio y que luego iba a hacer un curso, pero no especificaron de qué.

Florencia Kirchner es mamá de una niña cuyo papá es Camilo Vaca Narvaja. Según el video publicado por la ex presidenta el jueves a la mañana, con su voz como narradora, música de fondo, y fotos e imágenes de la familia de Kirchner editadas, Florencia sufre un “brutal estrés” que “devastó su cuerpo y su salud”.

También dijo que era “muy terrible para una joven que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre”. Dijo que era perseguida “por ser la hija de Néstor y Cristina Kirchner”.

Más allá del video y las reacciones que provocó, Cristina y sus hijos fueron embargados en varios millones de pesos y enfrentarán un juicio oral aún sin fecha. por presunto lavado de dinero en los alquileres de hoteles familiares.

A su vez, el 21 de mayo comenzará otro juicio en el que la ex mandataria deberá responder por qué favoreció a Lázaro Báez, nacido empresario al calor del gobierno K, en la concesión irregular de 51 obras públicas en Santa Cruz, por $ 46.000 millones.-

Las relaciones entre Argentina y Cuba mejoraron durante la presidencia de Néstor Kirchner. En 2003, Fidel Castro regresó a Argentina para asistir a la toma de posesión del presidente Kirchner. Castro regresó por última vez a Argentina en 2006 para asistir a una cumbre del Mercosur en Córdoba. En julio de 2006, el hermano menor de Fidel, Raúl Castro, asumió el cargo de Presidente interino de Cuba y en 2008, Raúl se convirtió en Presidente oficial de Cuba. En 2009, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, visitó Cuba y visitó tanto a Fidel como a Raúl Castro. El presidente Fernández de Kirchner volvería a visitar Cuba en 2013.

En diciembre de 2015, Mauricio Macri se convirtió en presidente de Argentina. En octubre de 2016, los presidentes Raúl Castro y Mauricio Macri se reunieron en Cartagena, Colombia; ambos líderes asistieron como testigos de la firma del tratado de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC  Durante su reunión, ambos presidentes anunciaron que los dos gobiernos esperan alcanzar un acuerdo sobre la deuda pendiente de Cuba con Argentina de $ 11 mil millones de dólares de su deuda original de $ 1.3 mil millones de dólares que Cuba pidió prestada en 1973 (más intereses impagos).

En 2013, 84,000 turistas argentinos visitaron Cuba, convirtiendo a Argentina en el mayor proveedor turístico de Cuba desde América Latina y el quinto más grande a nivel mundial.  Hay vuelos directos entre Argentina y Cuba con Cubana de Aviación.

(Visited 1 times, 1 visits today)